jueves, 23 de junio de 2011

Emprendedor: nace o se hace?

Ambas son afirmaciones válidas. A lo largo de varios cursos dados y del trabajo realizado con diferentes emprendedores, mediante tutorías y asesoramiento, he comprobado que muchos se jactan de ser emprendedores y otros tienen muchos miedos, la prueba de fuego es, sin lugar a dudas, el momento justo cuando se presentan los obstáculos. Les puedo asegurar que muchas veces el que más duda es el que más la pelea y más muestra ese extra que tiene todo emprendedor.



Seguir leyendo...

2 comentarios:

  1. Si soy emprendedor. El planteamiento que te hago, y por desgracia sufriéndolo en la piel es: "¿hay que seguir remando hacia el destino aunque el barco se esté hundiendo o cuando empieza a entra agua dirigirse lo más rápido a la orilla?.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Si el barco se está hundiendo es momento de tomar decisiones, te digo qué alternativas tenés: 1. arreglar el hueco por donde entra agua (si es que es un hueco, y primero hay que encontrarlo, esto es "reinventarse"; 2. liquidar el barco y quedarte con lo que puedas para volver a empezar con otro proyecto.
    Lo más importante de todo es poder analizar objetivamente por qué llegaste a este punto: la idea no era tan buena como pensabas? tomaste decisiones equivocadas? no viste lo que sucedía en el entorno y que podía afectar a tu emprendimiento? etc. Un buen análisis en este momento te ayudará a comprender el error y contar con esa experiencia para lo que emprendas a futuro. Es triste lo que te sucede pero no es el fin del mundo, te lo pongo así: seguramente es el comienzo de algo mejor.
    Ser emprendedor implica caerse y levantarse una y mil veces, porque el éxito está en el aprendizaje.
    Cualquier cosita estoy a tu disposición.
    Éxitos!!! Lic. Gabriela Dobler

    ResponderEliminar