sábado, 27 de agosto de 2011

Programas Sepyme (financiamiento)

Te dejo algunos programas de la Sepyme para financiarte.

PACC Emprendedor

Si tenés una idea para comenzar un emprendimiento o iniciaste un proyecto empresarial hace menos de 2 años y necesitás ayuda para consolidarlo o hacerlo despegar, la Sepyme puede asistirte con Aportes No Reembolsables (ANR), a través del Programa de Apoyo a la Actividad Emprendedora (Pacc Emprendedores).

La Sepyme tiene como objetivo la creación y desarrollo de empresas en los sectores industrial, de servicios industriales, de tecnologías de la información y la comunicación y de investigación y desarrollo.

Los proyectos presentados por los Emprendedores interesados, deberán a su vez, perseguir al menos uno de los siguientes objetivos: la creación de valor agregado, el aumento de la escala productiva, la creación de puestos de trabajo, la industrialización de economías regionales, la innovación tecnológica y/o la investigación y desarrollo.

Como Emprendedor, podés recuperar, a través de ANR, hasta el 85% de la inversión en maquinaria, herramientas, muebles y útiles o materias primas o del costo de investigaciones de mercado y asistencia técnica necesarias para iniciar o desarrollar un nuevo emprendimiento, entre otras actividades. El Programa evaluará la consistencia del emprendimiento y sus actividades para determinar la aprobación.

Monto máximo a subsidiar $110.000 o el 85% del proyecto (el que resulte menor).

Destinatarios: Emprendedores que tengan un Plan de Negocios o Empresa Jóvenes con menos de 2 años desde la primer venta facturada, en las actividades elegibles por el Programa.
  • Cuenten con vocación emprendedora
  • Demuestren formación o experiencia
  • Cuenten con el aval de una institución prestigiosa
Se excluyen aquellos proyectos cuyos objetivos no sean la generación de valor agregado, empleo o que no sean innovadores, y en particular cuyas actividades sean de intermediación financiera, de seguros o de servicios profesionales.

¿Cuál es el procedimiento para la presentación de un proyecto? Presentación de idea proyecto. Elegibilidad. Compromiso de respuesta: 96 horas. El emprendedor debe completar sus datos o los de su emprendimiento. Luego debe completar y enviar el Formulario Idea-Proyecto/Resumen ejecutivo que contiene información indispensable para evaluar la elegibilidad del mismo.

Más información hacé click aquí.


Capital Semilla

El Programa para el Desarrollo de Jóvenes Emprendedores apoya a jóvenes de 18 a 35 años, que tengan una Idea Proyecto o un Plan de Negocios en los sectores de Industria, servicios industriales, TICs e Investigación y desarrollo con el aporte de Capital Semilla (Préstamo de Honor)

Los beneficios dependen la categoría en la que el emprendedor se ubique:


Idea Proyecto:

Categoría 1: Incluye a aquellos Jóvenes Emprendedores que tengan una Idea Proyecto y necesitan recursos para profundizar la etapa de investigación previa a la puesta en marcha del negocio. Hasta $ 15000.

Puesta en Marcha:

Categoría 2: A esta categoría podrán aplicar los Jóvenes Emprendedores que tengan un Plan de Negocios formal y necesiten el “Capital Semilla” para realizar la primera inversión y de esta forma poner en marcha su negocio. Hasta $ 30000.

Categoría 3: Orientada a los Jóvenes Emprendedores que ya han puesto en marcha su actividad empresarial, realizaron inversiones, han realizado ventas, y necesitan el “Capital Semilla” para consolidar sus empresas. Se incluyen en esta categoría a los Jóvenes Emprendedores cuya actividad empresarial, al momento de la presentación de la solicitud, tenga una antigüedad menor a 24 meses contados desde la primera venta registrada ante la Administración Federal de Ingresos Públicos. Hasta $ 60000.


Destinatarios del Programa
  • Jóvenes Emprendedores de 18 a 35 años
  • Que tengan una Idea Proyecto o un Plan de Negocios en los sectores de Industria, servicios industriales, TICs e investigación y desarrollo
  • Cuenten con vocación emprendedora
  • Demuestren formación o experiencia
  • Tengan una idea proyecto o un plan de negocios
  • Cuenten con el aval de una institución prestigiosa
  • Se comprometan a invertir el “Capital Semilla” en los conceptos necesarios para plasmar la “Idea Proyecto” en un plan de negocios o bien para poner en marcha o desarrollar su “Plan de Negocio”.
  • Se comprometan a la devolución del Capital Semilla recibida en base a sus resultados
Mas información click aquí.


Programa de Crédito Fiscal para Capacitación


Una herramienta orientada a todos los integrantes de una pyme, que permite reintegrar hasta el 100% de los gastos incurridos en actividades de capacitación. Toda pyme puede solicitar reintegros (para sí o para otra pyme) hasta el 8% de su masa salarial. Las grandes empresas podrán ceder su beneficio para capacitar a pymes hasta el 8% de su masa salarial.

Podés obtenerlo en sólo 4 pasos muy fáciles:

1. Presentación del Proyecto: La empresa debe, una vez registradas la Empresa y la UCAP, completar y enviar el formulario de Proyecto de Capacitación, incluyendo una breve descripción de sus objetivos y la/s actividad/es de capacitación que contribuyan al cumplimiento de los mismos.

2. Evaluación del proyecto: Si el proyecto fuera pre-aprobado, se le comunica a la empresa los términos del mismo y se le solicita la documentación respaldatoria. En caso de no ser pre-aprobado, se notifica la evaluación y las posibles recomendaciones para su reformulación.

3. Aprobación y Ejecución de la capacitación.

4. Rendición de Cuentas y Reintegro: Las empresas presentarán las rendiciones de cuentas de los gastos incurridos a medida que se ejecuten los proyectos de Capacitación. Máximo una (1) rendición por proyecto presentado. La Sepyme reintegra hasta el 100% de los gastos rendidos a través de un certificado de Crédito Fiscal o Bono Electrónico que puede aplicarse al pago de impuestos nacionales (Impuesto a las Ganancias, Ganancia Mínima Presunta, IVA, Impuestos Internos, etc.). Es endosable y tiene una vigencia de 24 meses desde su emisión para ser utilizado en AFIP.

Más información click aquí.
GD Consultora (promotora de Decidí emprender) está registrada en la Sepyme como UCAP para ayudar tanto en áreas de asesoramiento como de capacitación. No dudes en consultarnos. Mail: info@gdconsultora.com.ar

jueves, 25 de agosto de 2011

El éxito y el emprendedor

Qué es el éxito? Según la Real academia española es: el "resultado feliz de un negocio, actuación, etc."; la "buena aceptación que tiene alguien o algo"; el "fin o terminación de un negocio o asunto".

La pregunta que me hago es: con respecto a qué, con respecto a quién, quién decide si uno es o no exitoso. Éxito es tener miles de seguidores en twitter, o muchos amigos en facebook, tener un negocio millonario, tener una familia, hacer muchos viajes...? Y te puedo decir que depende de cada uno, de los sueños de cada uno, de las aspiraciones de cada uno.

El éxito sólo se puede medir cuando nos comparamos con alguien, y aquí está el peligro: si nos comparamos con una persona que tiene mucho dinero, fama, etc. y no logramos llegar nos sentiremos fracasados, nuestras vidas no tendrán sentido y la depresión se apoderará de nosotros.

Te pido que reflexiones como emprendedor cuál es tu sueño, adónde querés llegar, qué tenés que superar en vos mismo para llegar a conseguir tus objetivos. No se es exitoso ni se es un fracasado, si medimos nuestra existencia con estos parámetros, es posible, que la dicha esté siempre lejos. Te propongo trascender y luchar por tus sueños, poniéndote objetivos "realizables" y buscando el equilibrio y la superación personal.

Te dejo este video muy interesante acerca del éxito. Y agradezco me comentes qué es el éxito para vos.


Lic. Gabriela Dobler

viernes, 12 de agosto de 2011

¿Qué estructura debo darle a mi emprendimiento?

Las empresas son organizaciones conformadas por personas, vaya novedad! ( me pregunto por qué muchas veces esto no se tienen en cuenta). La estructura va a depender de las personas que la conformen, del tamaño, la ubicación, la relación laboral, la fabricación, los procesos, el tipo de clientes, los proveedores, la tecnología, entre otros.

El objetivo de todo negocio es generar rentabilidad y autosustentabilidad. Luego, la visión y la misión, dependerá de los valores, sueños y creencias de sus fundadores. La estructura, como primer punto a tener en cuenta, debe acompañar y fomentar los objetivos, la misión y la visión.

Un organigrama es un mapa de cómo está estructurada: verlo y analizarlo nos dará pautas de cómo es la autoridad, las jerarquías, la flexibilidad (o no), organización de tareas, funcionalidad, etc. si nos encontramos frente a un organigrama como el de la imagen (el más común de todos) nos muestra una estructura altamente jerárquica, de funciones bien establecidas, con una línea de mando bien directa y, sabemos quién toma las decisiones y qué tipo de decisiones (el Gerente financiero no tomará decisiones con respecto a la fabricación, sino con respecto al manejo de los fondos).

El gran tema es que muchas veces sucede que este organigrama no sirve si el tamaño de la empresa es pequeño y la misma persona hace trabajos administrativos, maneja los fondos y atiende los llamados. Muchas tareas se reparten de manera muy diferente a las establecidas por un organigrama, por una cuestión de recursos o de capacidad de las personas que trabajan. Si nos encontramos frente a una persona que tiene muy buenas relaciones interpersonales, nos interesará no sólo que atienda el teléfono, sino que también, capacitación mediante, maneje nuestras comunidades en las redes sociales y al revés, se puede definir de antemano el perfil buscado. Si a esa persona la dedico solamente a ser secretaria estaría perdiendo un gran valor humano.

Con esto quiero decir qué, la estructura de la empresa tiene que ser una combinación entre las tareas y actividades más importantes y las capacidades de las personas que trabajan en la empresa. Por tanto la misma debe ser flexible y acomodarse para cumplir el objetivo, la cultura (que deviene de la impronta personal de sus fundadores y de las relaciones que se dan entre las personas que trabajan para el negocio) y el liderazgo, se encargarán de mantener cohesionado al equipo.

Modelos de estructura y organigrama
  • Lineal: dueño y sus empleados en línea directa. Habla de estructura chica y convencional.
  • Matricial: si bien hay una autoridad, la empresa se maneja por proyectos, asignando responsables, recursos y objetivos.
  • Funcional: se definen los procesos y en base a los mismos se asignan personas y recursos.
  • Por producto: se asignan recursos y personas según el producto, muy utilizado por las grandes empresas.
  • Territorio: se define según done la empresa opera y las características de la zona. Clientes: se asignan recursos y expertos según los clientes.
Pueden ver un artículo muy completo sobre organigramas, formatos y estructura en Gestiópolis click aquí

Las estructuras pueden ser centralizadas (todo converge en una persona que detenta el poder y toma las decisiones) o descentralizadas (son varias las que detentan el poder y toman las decisiones), rígidas o flexibles, orientadas al cliente o no, etc. Lo más importante es que sea funcional y coherente, que muestre cómo trabaja la empresa, su cultura y su alineación con la misión y la visión.

Todo esto tenés que tenerlo en cuenta al pensar cómo vas a trabajar, cómo vas a contratar al personal, cómo te vas a relacionar con tus clientes y proveedores, y sobre todo, cómo será tu modelo de negocio.

Hoy nos encontramos frente a factores y tendencias que inciden en nuestra forma de trabajar: ciudades cada vez con menos espacio, jóvenes que buscan su experiencia y no ponerse la “camiseta” de la empresa, globalización y comunicación al instante, herramientas para estar en contacto con empleados, proveedores y clientes on-line, sea donde sea que estén: redes sociales, chats, videoconferencias… Nuestra empresa tiene que incorporar estos conceptos y estas tendencias y re pensar la forma de trabajar y de delimitar las tareas y actividades.

Mi consultora (GD Consultora) funciona de una forma totalmente flexible: en primer lugar no tengo oficina, no la necesito (tuve y me di cuenta que sólo la tenía porque “los profesionales tienen que tener oficina”) si quiero hacer reuniones, o dar cursos, o charlar con mi cliente (generalmente los profesionales tenemos que ir adónde está, y la mayoría de las veces el chat y las videoconferencias son más que suficientes para estar comunicados y resolver temas) alquilo lugares preparados para tal fin, los profesionales que forman parte del equipo son convocados según el proyecto (cliente), y que a su vez, trabajan con su propio equipo, tengo una asistente “virtual” que resuelve todo desde su casa y trabaja acorde a lo que voy necesitando, sin sueldo fijo. Por supuesto estoy hablando de una empresa de servicios, diferente es cuando se fabrica un producto, ahí hay que pensar muy bien las tareas y actividades para evaluar qué es lo más conveniente, ya que una parte necesita instalaciones, otra no, y si la necesitara, no tienen por qué estar juntas en el mismo lugar.
La cuestión es tener menos costos fijos, buena rentabilidad y excelente atención y llegada al cliente.

Lic. Gabriela Dobler

jueves, 4 de agosto de 2011

El análisis FODA: mucho más que un listado

Efectuar un análisis FODA significa evaluar las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas del emprendimiento o proyecto. Fortalezas y Debilidades que tienen que ver con el emprendimiento en sí (y podemos agregar lo propio del dueño o dueños), Oportunidades y Amenazas que tienen que ver con el entorno. Utilizar este método es muy sencillo, hay que hacer un listado poniendo en:
  • Fortalezas: todas las actividades y procesos que se realizan satisfactoriamente y que agregan valor a la empresa y al trato con los clientes.
  • Oportunidades: necesidades de los clientes, políticas económicas favorables, todo aquello que generen posibilidades de crecimiento.
  • Debilidades: aquellas características o actividades dentro del emprendimiento que pueden devenir en una desventaja: procesos ineficientes, falta de tecnología, por ejemplo.
  • Amenazas: lo contrario a lo que se lista en oportunidades, aquellas políticas económicas que perjudiquen, cambios socioeconómicos a los que habrá que amoldarse, inflación, aumentos, etc.
Esta herramienta funciona sólo sí somos capaces de identificar las “variables” que afectan a mi proyecto (directa o indirectamente). Las mismas surgen del análisis y un exhaustivo estudio tanto del exterior como del interior. Esto es, desde el exterior: clientes, competidores, productos complementarios, productos sustitutos, mercado en sí (hablamos en un artículo sobre evaluar el sector en el que se va a operar click aquí), también, tenemos que pensar en las tendencias socio-culturales, tecnología, leyes, economía estatal, etc. Y, desde el interior: lo propio del proyecto: competencias, habilidades y capacitación de sus dueños, equipo de trabajo, recursos, etc.

Una vez que encontraste las variables que inciden en tu proyecto, vas a poder armar tu matriz FODA y ponderar para ver en dónde estás parado, esto es ponerles un valor, porque al visualizar todo en forma más resumida y en números, podremos entender mejor cuál es la estrategia que nos conviene.

¿Cómo pondero?
  • Armo el listado de variables que realmente hacen al proyecto
  • Pongo un (-) si esa variable representa una debilidad o una amenaza, pongo un signo (+) si la variable representa una fortaleza o una oportunidad
  • Analizo el impacto que tiene en el proyecto tomando un parámetro 1 a 5 (1 es poco y 5 es mucho), esta parte requiere de mucha objetividad
  • Multiplico y el número me determina en donde caigo en la matriz
  • Analizo las variables más importantes que más inciden y ya se puede evaluar la matriz FODA
Les dejo el gráfico para ver cómo se hace la ponderación y la matriz.


El gráfico de FODA nos dice en dónde nos encontramos, por supuesto evaluamos según el criterio de mayor cantidad de oportunidades y fortalezas, frente a mayor cantidad de debilidades y amenazas.

Estar en ventaja estratégica implica que estamos frente a un emprendimiento fuerte y con grandes posibilidades de éxito; si caemos en trama estratégica, implica que tenemos que rever ya que el riesgo es demasiado alto.

Lo más importante del análisis FODA es que todo se puede trabajar, podemos convertir una debilidad en fortaleza, una amenaza en oportunidad. Todo siempre depende del cristal con que se mire, pero sobre todo, en cómo hacemos nuestros análisis, y con cuánta objetividad nos manejamos.

Fuente: Jorge Vázquez: Dirección eficaz de PYMES (Macchi, 2003). Se los recomiendo.

Lic. Gabriela Dobler